Noticias

¿De Gamer a Cosplayer?

Cosplays de Sneaky de su cuenta de Patreon

El compromiso con nuestros seguidores nos lleva a hacer Cosplay

No ha pasado que mucho tiempo desde que los disfraces o “cosplays” de dos jugadores de “League of Legends” sacudieron las redes. Sí, así es, nos referimos a “Sneaky” y a “BoxBox”, este último acaba de hacer un stream en su cuenta de Twitch vestido de “maid” anunciando que realizarán un HomeMaid Café junto a unos amigos quienes vestirán lo mismo.

ready for tomorrow! come enter the HomeMaid Cafe from Fedmyster's perspective tomorrow @ 7pm PSTP.S. Edison and Jaime will be maids too

Posted by Boxbox on Tuesday, June 5, 2018

Pero ¿por qué estos dos “pro players” están haciendo cosplay? Por un lado, tenemos a  Zachary Scuderi, más conocido como “Sneaky”, uno de los mejores AD carry de NA del equipo Cloud 9 (C9); por otro lado, está  Albert “잘못” Zheng, mejor conocido como “BoxBox”,  quien tuvo su oportunidad en la S3 al jugar como “top laner” de reemplazo pero se retiró porque él considera que a los jugadores profesionales se le presiona mucho y no está de acuerdo en llevar ese tipo de vida, su campeón favorito es “Riven”, y por eso que lo hemos visto haciendo cosplay de las diversas skins de Riven.

IT'S READY! COSPLAY STREAM RANKED WITH A PLAYSTATION 4 CONTROLLERwww.twitch.tv/flosd

Posted by Boxbox on Monday, August 15, 2016

Hasta cierto punto se entiende porque “BoxBox” hace cosplay, el nació en Estados Unidos, pero mantiene la influencia de la cultura asiática, desde que se retiró oficialmente de su equipo empezó a ser streamer y luego se aventuró en el crossplay; sin embargo, “Sneaky” es otra historia.

“Sneaky empezó a hacer cosplay a pedido de sus fans en Twitch. Es muy normal que muchos “pro players” al retirarse se convierten en “streamers” y viven de las donaciones que hacen sus espectadores. “Sneaky” no tiene pensado a seguir esos pasos pero es muy comprometido con sus fans, tanto así que cuando le pidieron use un disfraz de “maid” él dijo que “yeah” (Sí)  ya que no tenía manera de zafarse de eso.

 

Así que como vemos, aunque por diferentes razones, el mundo del cosplay y gamer se van vinculando. Sin embargo podríamos empezar sabiendo lo que ser un verdadero “cosplayer” significa.

¿Es cosplay o un bonito disfraz?

Empecemos con la palabra “cosplay”, se podría definir como el juego del disfraz (costume+ play), donde sus participantes, llamados también “cosplayers” utilizan disfraces, accesorios interpretando un rol, es decir caracterizan fielmente al personaje, los temas pueden incluir comics, cine, libros, anime, manga y videojuegos.

Los primeros cosplays fueron vistos en los “Comic Market” de Japón por el año 1970, varios grupos de japoneses se vestían de sus personajes favoritos y poco a poco se consideró como una subcultura japonesa, traspasando fronteras porque ahora es muy común ver un gran número de cosplays en varios eventos.

Kimura U en el Centro de Convenciones de Los Angeles – Fuente: Herocomplex.com

Pero cuidado, no a cualquiera que usa un disfraz está haciendo cosplay, es un trabajo serio el caracterizar fielmente un personaje, incluyendo gestos, expresiones, forma de comunicarse y de actuar. Además, un disfraz puede tomar meses de elaboración y luego incluso se cobra por participación en los eventos. Así que no solo es una cara bonita en un bonito disfraz.

Riot Games no se aleja de esta subcultura, sabe que gran parte de su comunidad le encanta hacer cosplay y a los que no, de igual manera disfrutan que sus personajes favoritos cobren vida.

Pero ¿Por qué causa tanta controversia que hagan cosplay?

Lo que “Sneaky” y “BoxBox” tienen en común, aparte de ser gamers, es que realizaron “crossplay”, que es diferente al “crossdressing”. El crossplay es cuando una persona hace cosplay del sexo opuesto. Una ramificación es el crossplay de hombre a mujer: este viene del arte bishojo (personajes ficticios femeninos con facciones hermosas y también se caracterizan por ser tiernos). En el anime es común ver personajes bisojos y si un hombre desea caracterizarlo deberá comprometerse profundamente, preocuparse por su maquillaje, peluca, peso, y otras características para poder representar un personaje femenino.

Sin embargo, al atreverse a hacer crossplay muchos jóvenes sufren gran estigma social. En Japón, se le ha llegado a negar el ingreso en algunas convenciones porque los organizadores, y a veces el mismo público, tienen la idea que estos jóvenes quieren hacerse pasar por mujeres o son “genderplayers” (otra variante del cosplay en donde la persona cambia los roles de género al personaje sin afectar su caracterización).

Alice, famosa crossdresser en China – Fuente : Review33.com

El “crossdressing”, por su lado, es el acto de usar ropa del sexo opuesto, también a veces mal asociado con el “travestismo”, evidentemente este ya se alejaría un poco del mundo cosplay.

Ahora, “Sneaky” es un pro player que empezó a hacer disfraces de maid para complacer a sus seguidores de Twitch en Halloween. Sus primeros “cosplays” son muy amateur por lo que podríamos decir que aquí “Sneaky” hace crossdressing o simplemente usa un disfraz. A diferencia de sus últimos cosplays donde lo lleva a otro nivel, gracias a la ayuda también de su enamorada Esther Lynn, quien es la responsable de que sus cosplays tengan tanto éxito, su trabajo lo podemos ver en las fotografías tomadas por ella: Soraka Guardiana Estelar , Lux Elementalista y el más popular Pizzivir.

La controversia empieza cuando vemos comentarios como “it’s a trap”, “war trap” o con reacciones de sorpresa o hasta algunas acciones que reflejan cierta intolerancia al verlo caracterizar a un personaje femenino tan bien producido, hasta podríamos clasificarlo como “cosplay profesional”.

“Sneaky” sabe que causaría estas reacciones por eso dice “Es genial que pude hacer que las personas de mente cerrada puedan ver este tipo de cosas y los haga ser más abiertos en el futuro. Es una buena dirección para la humanidad”.

De su comentario se entiende, porque lo sabe (y tú también), que la comunidad gamer son mayormente jóvenes que no se preocupan por estos temas, con nuestras reacciones y comentarios -en tono burlesco- reflejamos tener una mentalidad construida en que nuestro sexo determina como uno se viste, piensa, siente y actúa.

Aprendamos a respetar al crossplayer y a los demás

Si decimos comentarios como “It’s a trap” (meme sacado de Star Wars en donde el almirante Ackbar advierte “Es una trampa”) o usamos la palabra “trap”, al referirnos sobre personas trans o andróginas o personajes de anime, debemos saber que es peyorativo.

It’s a trap meme – Fuente: KnowYourMeme.com

Al usarlas indirectamente decimos que estas personas que hacen crossdressing (o que tú consideras que es trans) tratan de engañarnos, estafarnos, etc. -generalmente asociado en situaciones sexuales. Ciertamente sabemos que no es así, el hecho que supuestamente nos “engañe” es porque socialmente nos han estructurado que el sexo con el que nacemos determinará el como debemos ser.

Ahora que conocemos la intención de “Sneaky” debemos tomar muy enserio su trabajo de cosplay, él ya tiene una cuenta en Patreon donde puedes ver su trabajo. “Después de ver el feedback en mis cosplays, me di cuenta de que la gente quería más contenido y una forma de apoyarme. ¡La mejor forma de apoyar el cosplay es mediante Patreon! Así tendré la posibilidad de proveerles cosas geniales como prints firmados, polaroids personalizados y contenido exclusivo. ( ͡° ͜ʖ ͡°)”, indicó.

Su nuevo hobby ha cruzado fronteras pues una semana después el jugador “Warangelus” de Rebirth Esports, equipo chileno, también apostó a sus fanáticos hacer un cosplay si llegaba a una cierta cantidad de espectadores. Aquí vemos los resultados:

“Sneaky” ya repostió sobre su siguiente probable cosplay en su cuenta de Twiter; a “BoxBox” lo veremos haciendo de maid en por su cuenta de Twitch este miércoles 6.

¿Sabiendo ahora más sobre esta subcultura te animarías hacer un cosplay o crossplay?

Te puede interesar



¿Qué opinas?

Subir

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com